jueves, 8 de septiembre de 2011

DEMANDARON AL PADRE DE LA PRINCESA MAXIMA


Jorge Zorreguieta, el padre de la princesa Máxima de Orange -argentina de nacimiento-, ha sido demandado por la familia de un desaparecido durante la dictadura del general Videla. Ministro de Agricultura entre 1976 y 1981, durante la dictadura del régimen militar de Argentina, Zorreguieta siempre ha negado saber algo de los desaparecidos. Los parientes de Samuel Leonardo Slutzky, un médico detenido en 1977, no le creen, y han interpuesto un recurso "por su papel en la dictadura". Según ellos, "debía estar al tanto de los crímenes, pero siguió colaborando políticamente con el régimen. Además, tampoco ordenó investigarlos".

No es la primera vez que el patriarca de los Zorreguieta afronta un posible juicio por culpa de su pasado. En 2001, la justicia holandesa ya rechazó una petición similar al declararse incompetente. El año pasado, sin embargo, las leyes fueron modificadas. Desde entonces ya no importa el lugar donde fueron cometidos los crímenes (en este caso, contra la humanidad). Tampoco es relevante la nacionalidad del demandado. Mientras el caso siga sin ser resuelto, puede investigarse. "Holanda ha firmado el tratado internacional destinado a proteger contra las desapariciones forzosas, y está obligada a intervenir", ha dicho Liesbeth Zegveld, experta en Derecho Internacional Humanitario. El padre de la princesa viaja a menudo a Holanda, lo que facilitaría el proceso.

El pasado de su progenitor le ha causado a Máxima de Holanda más de un quebradero de cabeza. Vetado por el Gobierno por su vinculación política a la dictadura argentina, no pudo acompañar a su hija al altar el día de su boda real. Fue el 2 de febrero de 2002, y tampoco acudió su esposa y madre de la novia, Carmen Cerruti. Durante el enlace, Máxima se ganó a los holandeses. Con el tiempo, los padres fueron apareciendo en otras ocasiones, y acudieron a los bautizos de sus tres nietas, las princesas Amalia, Alexia y Ariana. También han pasado temporadas en Holanda, siempre en visitas familiares, sin levantar revuelo; los príncipes viajan a Argentina con asiduidad. La duda ahora es si los Zorreguieta regresarán con la misma tranquilidad a ver a su hija, el miembro más popular de la monarquía holandesa. Fuente: (El País).Fuente: El Once

0 comentarios :

 
Ir arriba