viernes, 1 de abril de 2011

En Gran Hermano 2011, cada cual atiende su juego; la final está cerca

La final está cerca y ellos carburan más que nunca. Es que, con el desenlace pisándole los talones y la omnipresente sombra de quedar en placa en cada nueva nominación, los integrantes que aún habitan la casa de Gran Hermano se aferran a las estrategias para llegar a las instancias finales del reality de Telefe.

Aunque no es novedad que, puertas adentro, cada uno se mueve, piensa y actúa de manera distinta, lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, cada cual atiende su juego; incluso, los que hasta ahora no habían entrado en órbita.

Este es el caso de Solange, quien, tras salvarse de la expulsión pasada, abandona por momentos su arquetipo de "nena boba" para analizar friamente el juego. En medio funda alianzas por conveniencia con una figura fuerte como Emiliano (a sabiendas de que éste puede clavarle el puñal por la espalda en cualquier momento) y se anima a plantear algunas hipótesis de salvación.

También es el de Tamara, quien, según aseguró en un confesionario, comienza a "divertirse" en estos últimos tramos y aunque no está "feliz" se siente mejor posicionada ante el público. Tal es así que es la única participante que no utiliza su cuenta de Twitter para inducir o redireccionar la votación telefónica.

A la última fémina de la casa, Chizo, las fichas le cayeron mucho antes, gracias a la vueltita que se pegó por el mundo real y en la que acopió una buena cantidad de información de sus compañeros. De regreso, la morocha-voz de locutora dejó el "carpe diem" y apuntó contra todos codo a codo con Pamela. Hoy, sin su par, Giselle debe replantear cómo sigue jugando. Aunque lo más probable es que se apegue con uñas y dientes a Martín A. y Cristian U.

Porque si hay alguien que lleva la delantera en esta tarea minuciosa de planificar el juego, ése es Cristian U; de hecho, fue el único participante que usó y abusó de estrategias. Sin embargo, últimamente sus ideas no están siendo tan efectivas.

Al menos así lo hace pensar el ingreso en el juego de "los gritos" desde afuera de la casa, una herramienta de poder que a él no lo está beneficiando (basta recordar la pelea que se desató entre él y Solange la semana pasada, tras enterarse de los comentarios negativos que llegaron desde el exterior); y la paulatina pérdida de soldados virtuales que cumplan al pie de la letra los pedidos que lanza desde Twitter (ante su sorpresa, sus últimos deseos no fueron concedidos).

Frente al jugador estrella se paran otros "hermanitos" que, día a día, van consolidándose en la carrera hacia la recta final. En estas filas se para el cordobés Emiliano, quien ha optado por valerse de acuerdos provisorios con el otro bando (el de "Cris") para perfilarse como uno de los posibles candidatos a alcanzar la victoria, sin perder de vista quién es su blanco. Por caso, la nominación pasada acordó autonominarse con Solange pero también ser salvado por el paseador de perros.

El caso de Martín Pepa, en cambioqueda relegado en una zona de claroscuros. Es que, guiado por su instinto de supervivencia, el pampeano tildado de "panqueque" y "veleta" saltó del grupo de "Los pibes" al bando de Cristian U. y se ganó el podio de "traidor" de GH2011. Así -y sólo así- Pepa duró mucho más de lo muchos hubieran pensado.

Ahora, lejos de aquellas semanas de gracia, se ve acosado por los gritos que recibe del exterior (en su mayoría, insultos) y por la desvinculación, cada vez más elocuente, de la inquebrantable dupla de Cris U.-Martin A. en la cual se había refugiado. Dream team que, esta semana, ya mostró su alejamiento al dejar hablar del juego delante suyo. Tal es la sensación de malestar, que hasta pensó en abandonar la casa.

La situación de Martín A. es un tanto más ambigua. En principio porque parece sentirse muy cómodo en su rol de adalid del jugador de Barracas y ello implica, una suerte de resignación de alcanzar, inevitablemente, un segundo puesto. Sin embargo, él dice tener una "jugada maestra" bajo la manga, para usar en caso de emergencia. Quizá sea aplicar la fulminante, una "bala" que ni él ni Cristian U. todavía han gastado.

FUENTE: LOS ANDES 

LAS CARTAS DE ESTA SEMANA

GISELE: BLANCA

PEPA: VOTO DOBLE

ANCHORENA: YAPA )3,2,1)

SOLANGE: SALVACION

15ta gala de nominaciones: Cartas de nominación:

0 comentarios :

 
Ir arriba