sábado, 23 de abril de 2011

Lo filtró Inteligencia: El novio de Jelinek podría ser hijo extramatrimonial de Néstor Kirchner

Parte del misterio comienza a ser develado. Fuentes de los servicios de Inteligencia dejaron filtrar una información que, de ser comprobada, podría desatar un verdadero escándalo nacional en el ámbito político y del espectáculo.

A esta altura cabe preguntarse si la divagante modelo Karina Jelinek sabía con quién se estaba metiendo cuando, este verano, se embarcó en una nueva relación sentimental. Leonardo Fariña, un contador platense de tan sólo 24 años que era un desconocido antes de invitar este verano a la muchacha a su fiesta en Punta del Este, hoy está en la mira de periodistas, contadores, investigadores y hasta de los organismos públicos de control.

Este lunes se conoció que el misterioso personaje sería buscado en Estados Unidos por “estafas reiteradas”. Según le manifestaron a NOVA fuentes judiciales, Fariña no podría ingresar al país del Norte debido a la persecución de la Justicia.

Pero, incesante, la filtración de información no se detuvo. Llama la atención que una personalidad hasta ayer desconocida en el mundo del espectáculo hoy genere tanto movimiento. Y, en la jornada de este martes, esa ingeniería informativa terminó de adquirir dimensiones inimaginables.
Según dejaron filtrar fuentes de los servicios de inteligencia, a las que este medio tuvo acceso en exclusiva, el misterioso Leonardo Fariña sería hijo extramatrimonial del ex presidente Néstor Kirchner.

Oriundo de la ciudad de La Plata, donde el matrimonio presidencial forjó su identidad política, la actual pareja de Jelinek pasó de viajar en colectivo al Colegio Nacional, del que egresó en 2004, y de moverse en un Peugeot 206 que compró en cuotas; a ser propietario de un BMW 3.0 valuado en 467.600 pesos, del que debe 3.889 pesos de patente; a alquilar una casa en Punta del Este por 30 mil dólares mensuales y a gastar diez mil dólares en botellas de Dom Perignon durante una noche de diversión en el boliche Tequila.

Precisamente por su condición de hijo “ilegítimo“ del por entonces primer mandatario nacional, Fariña pudo manejar dinero de las arcas del Estado a su antojo. Por eso –aventuran en estricto off the record desde los servicios de inteligencia- el joven habría comenzado a perpetuar estafas en diversos ámbitos tanto del escenario político y económico del país como del extranjero.

La relación con la voluptuosa modelo comenzó el 28 de enero pasado, y todo se dio muy rápido. Al mes de conocerse, la llevó a Cancún, le propuso matrimonio en la playa y le regaló un anillo de Tiffany’s valuado en 40.500 euros.

Según una investigación publicada por la revista “El Guardián”, Leonardo Fariña abandonó a su primera mujer cuando estaba embarazada de dos meses. Su hijo ahora tiene cuatro años y vive en La Plata. Le dio el apellido cuando la Justicia confirmó su paternidad por el ADN y fijó una cuota alimentaria de 350 pesos, un tercio de lo que él paga por una botella de champán.

La misma publicación expuso que, para la AFIP, Fariña es un fantasma. No es ni monotributista. Sólo aparece como socio de la financiera Andrómeda Corporate Finance. Y ya desde de la AFIP y desde Rentas de la provincia de Buenos Aires lo están investigando. No tiene cuentas, cajas de ahorro, tarjetas de crédito a su nombre, no paga ganancias, no tiene antecedentes laborales comprobables y no aparece en el régimen de autónomos.

No hay registros del pago de impuestos en los últimos cinco años y tampoco tiene antecedentes bancarios ni morosidad. No cuenta con cheques rechazados ni antecedentes judiciales. No tiene embargos, juicios o quiebras. O sea, un misterio total. Esta impunidad tendría sólo una explicación: su condición de hijo extramatrimonial del fallecido ex presidente Kirchner.

1 comentarios :

Aca en La Plata compañeros de secundario del flaco este comentaron que siempre fué un chanta al que le gustaba llamar la atencion... En algunos articulos dice que es Contador! (?) Y tambien decían que despues del secundario desapareció completamente. No se podía pagar el viaje de egresados, asique no es guita de la familia tampoco...Vaya uno a saber...

 
Ir arriba