viernes, 17 de junio de 2011

Los hijos de Ernestina Noble, Marcela y Felipe, confrontarán su ADN con todo el banco genético


Marcela y Felipe, los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble, directora del diario Clarín, acaban de comunicar a la jueza federal Sandra Arroyo Salgado que, para "poner fin al acoso y persecución político y mediática de que son objeto", aceptan practicarse cuanto antes el examen de ADN contra todo el Banco Nacional de Datos Genéticos.

En un escrito que acaban de presentar a la magistrada federal de San Isidro, expresan que, "resignando sus derechos constitucionales" a la intimidad y a no someterse a una extracción compulsiva de sangre -prueba que no es admitida por la Corte Suprema-, ellos decidieron "no recurrir ante la Corte Suprema y pedirle a la Justicia que se lleve a cabo cuanto antes una nueva extracción de sangre para confrontar su ADN con todo el BNDG, tal como lo solicitan los querellantes y terminar así con el acoso y persecución que vienen sufriendo".

La causa para averiguar la filiación de Marcela y Felipe comenzó hace 18 años y si bien los jóvenes aceptaron someterse en 2003 a una extracción de sangre -lo que hubiera resuelto el conflicto-, la organización Abuelas de Plaza de Mayo y las dos familias querellanes dilataron sucesivamente el desenlace con nuevas medidas: desde entonces, la justicia ordenó múltiples allanamientos y secuestró prendas con muestras de ADN, nada de lo cual conformó a las querellantes.

A comienzos de año, la jueza Arroyo Salgado había ordenado la extracción compulsiva de sangre y la Cámara de Casación, el mes úlimo, confirmo la medida, pero limitó el número de familias contra los que se podía hacer la comparación.

Hace instantes, las Abuelas de Plaza de Mayo, una de las familias querellantes y el Estado, a través del fiscal de Casacion Raúl Plee,
presentaron su apelación ante la Corte, porque sostienen que los jóvenes no sólo deben someterse a una extracción compulsiva sino que, además, la comparación de su ADN debe hacerse contra todos los patrones familiares que existen en el BNDG.

Hace instantes, también vencía el plazo para que Marcela y Felipe presentaran su apelación, pero fueron ellos los que dieron la sorpresa y decidieron no hacerlo.

Según publicó hace instantes 'Clarín' en su web, Marcela y Felipe confrontarán su ADN con todo el banco genético, no apelarán la última medida de la Justicia, que ordenó una nueva extracción, y permitirán una extracción de sangre para que se vuelvan a tomar muestras de ADN.

Fue el abogado de los hermanos, Horacio Silva, quien informó que decidieron "no impugnar la extracción de sangre" que ordenó la Justicia.

"Decidieron presentarse voluntariamente para hacer la extracción de sangre y aceptar que la comparación se haga respecto a todas las familias que tengan información genética en el Banco Nacional de Datos Genéticos", dijo Silva.

De esta forma, Felipe y Marcela buscan poner fin a la persecución que vienen sufriendo de parte del Gobierno y algunos sectores de organismos de derechos humanos. "Estamos esperando la decisión de la jueza, es una presentación voluntaria para terminar con la causa", agregó Silva.

"Marcela y Felipe están dispuestos a renunciar al derecho constitucional a la intimidad para no dilatar más esta causa, que pudo haberse resuelto hace ocho años cuando ellos ofrecieron sangre. Desde entonces, sufrieron allanamientos, requisas en la vía pública, presiones sobre la Justicia, la modificación de normas para perjudicarlos y un sostenido hostigamiento mediático y político. Ahora quieren hacerse el examen cuanto antes, para llevarle paz y tranquilidad a su madre y para poner fin a diez años de acoso", explicaron Hugo Anzorreguy y Alejandro Carrió, parte del equipo de abogados de Marcela y Felipe al diario 'La Nación'.
FUENTE: urgente 24

0 comentarios :

 
Ir arriba