miércoles, 22 de junio de 2011

Zaira Nara habló con Intrusos


Cuando todo indicaba que se había llamado a silencio tras su separación de Diego Forlán, Zaira Nara habló. Primero lo hizo vía telefónica, ante las cámaras de "ShowMatch", con Marcelo Tinelli como moderador y su hermana Wanda como interlocutora.

Horas más tarde, eligió "Intrusos", el programa que conduce Jorge Rial, para desnudar cómo atraviesa la escandalosa y mediática ruptura con el futbolista.

"Para mí es un momento duro. Tengo 22 años y la verdad que es un shock importante en mi vida. Siento que estoy madurando y quizá muy de golpe, cosas que uno tal vez no está preparado o todavía no tiene ganas de vivir. Así que, ¿cómo estoy? Mal, pero superando el momento”, resumió Zaira sobre una decisión que la transformado en el blanco de burlas, afirmaciones en potencial simple y suposiciones de las más diversas.

Asumiendo un perfil más bajo que su verborrágica hermana (siempre acostumbrada a "quemar las naves"), la conductora prefirió no responder preguntas específicas de Rial o Luis Ventura.

Por ello emitió mención alguna acerca del precontrato matrimonial o la posibilidad de reconciliación con Forlán. Tampoco afirmó ni descartó ninguna de las conjeturas que se tejen alrededor de ambos, aunque subrayó que se hablaron muchas cosas falsas. "La verdad va a quedar siempre entre Diego y yo", sentenció menor de las hermanas Nara.

Pero ese no fue el único momento que Zaira ventiló sus trapitos. En diálogo con Ciudad.com, la modelo confesó una verdad a voces: “En la foto de Miami estoy llorando, sí, está a la vista”.

Nara admitió además que reparte sus días entre la casa de su hermana Wanda (ella es su soporte emocional, contó ayer en el Bailando) y de sus padres; y que tiene previsto instalarse definitivamente en Argentina.

Respecto a su trabajo, la morocha aseguró que a pesar de que las marcas que la eligieron como imagen le ofrecieron un tiempo prudencial de descanso ella prefirió continuar su trabajo con normalidad.
Fuente: los andes

0 comentarios :

 
Ir arriba