martes, 8 de noviembre de 2011

Cindy Crawford en la Argentina, sus caprichitos


Rosas, gardenias, fresias y nardos. Ninguna otra especie de flor puede perfumar y decorar la suite donde se hospede Cindy Crawford. Al menos así lo detalló la propia top model en la lista de pedidos especiales para su visita a la Argentina adonde llegó para la inauguración de una nueva boutique de Omega. Quiere ser mimada como en cada alfombra roja que pisa. Quiere sentirse como en su casa, donde todo está bajo su control.

Lo primero y principal a la hora de buscar el confort es la buena educación y el trato cordial con quienes la rodeen. Por eso, pidió conocer y saludar a todas las personas responsables de servicios especiales en los vuelos que deba tomar. Claro está que todos deben hablar inglés para poder comunicarse a la perfección con ella. También los choferes de los autos que la trasladen por la ciudad deberán hablar su idioma y contar con teléfonos a su disposición dentro del auto, que no será de ninguna manera una limusina, no. "Tipo sedán y con vidrios polarizados", especificó "la chica del lunar".

Acostumbrada a los rascacielos y a los imponentes edificios, dicen que prefiere ubicarse en los pisos superiores del hotel. Las habitaciones deben ser para no fumadores y contar con cama king size o en su defecto, matrimonial. Además, espera encontrar sí o sí en el baño un secador de pelo profesional ya que no puede salir sin tener un peinado cómodo y glamoroso.

El hotel deberá contar también indefectiblemente con un gimnasio, de manera que Cindy no deba verse obligada a romper su rutina de ejercicios físicos durante su paseo por el país. Después de quemar calorías, podrá disfrutar tranquila de los platos que más le gustan: sushi de camarón y atún, sopa Miso, rolls California, especialmente los de Matsuhisa de Los Angeles o de Nobu de Nuea York, pollo, pescado, ensalada de rúcula, capresse, verduras al vapor.

El desayuno del hotel deberá contar con yogurt, huevos duros, capuchino descafeinado y bananas. Para un tentempié deberá tener siempre a mano té de menta y frutas frescas, que hacen las veces de merienda o colación. Y en su bolso no podrán faltar los chicles Clorets o Trident, además de su botellita de agua Evian.

Luego de inaugurar la boutique de Omega en el Patio Bullrich, la modelo tiene previsto pasear por Buenos Aires, asistir a una gala junto a celebrities del medio local en el salón Tattersall de Palermo, y como no podía ser de otra manera, ver un espectáculo de tango en el hotel Faena.
FUENTE: DU

0 comentarios :

 
Ir arriba