jueves, 24 de noviembre de 2011

LA "NENA" EL NUEVO AMOR DE GUIDO KACZKA


Cambió tres veces de carrera (ahora estudia Psicología), tres veces de hogar (hoy vive sola en Palermo) y vaya uno a saber cuántas cosas cambiarán, de ahora en más, en la vida de Lorena Wells. Acusa 21 años, acredita algunas apariciones en comerciales (una recordada de Pepsi, la del “poker de pechochas”) y una temporada en El último pasajero.
Tres tatuajes (uno bien visible, en la espalda, con motivo de mariposas y sol inca), lectora de Paulo Coelho, sueños de conductora de TV...
En El último pasajero, radica la cuestión: en el de Guido Kaczka, la marplatense despuntó como una joven belleza de generosas medidas en su rol de “azafata”. Y el motivo de la entrevista tiene que ver con la coyuntura que, justamente, vive Kaczka. En crisis matrimonial con Florencia Bertotti, los rumores de infidelidad explotaron en todas direcciones.
“¿Si me hacía ruido que fuera casado? Las cosas siempre estuvieron claras”, dispara y acota: “¿Si lo mío con Guido se cortó? No sabemos qué pasará. Pero me encantaría seguir viéndolo... Es un gran seductor”


–¿El último pasajero fue tu debut en televisión?
–¡Sí! Me divertí mucho. Curiosamente, nunca lo había visto en mi vida. Hice un casting y finalmente quedé. Y Guido, un divino. Siempre me trató súper bien, con la mejor onda. No me arrepiento para nada de haber trabajado en ese programa.

–Ah, hablás en pasado. Pará, no te bajes del micro todavía. ¿Así que es copado, Guido?
–La mejor, divino... Viste cómo es...

–No sé, contame vos.
–Igual de carismático que como se lo ve en pantalla. No cambia para nada fuera de ella. No me puedo quejar (mirada y risa pícaras, primera de muchas que vendrán como un tsunami).

–¿Y vos percibiste que había una onda especial con vos?
–¡Ay!... Eso lo dejo a tu criterio.

–No me vengas con citas célebres.
–Bueno, te la pido prestada. ¿Puedo?

–Mejor contá si notaste un trato especial con vos.
–Yo digo que uno es responsable de sus actos. Cada uno sabe lo que quiere y lo que busca.

–¿Y ahora lo seguís viendo a Guido?
–Estuve mucho tiempo de viaje...

–¿Pero no hubo mensajito de texto, algún mail...?
–Esteee...

–Entonces aclarame por qué nunca había trascendido esto.
–Guido es súper reservado, mantiene un perfil bajo y es cero polémico. Un caballero. Y digamos que tampoco está bueno revelar si estuviste con alguien; son cosas que quedan en la intimidad. Lo que pasó entre él y yo queda sólo para nosotros.

–Je, tenés razón... (mordida de labios)... ¿Te sorprendió la crisis matrimonial de Guido con Florencia Bertotti?
–¡Uy, sí! Muchísimo.

–Lorena: pensá bien la respuesta.
–(Risita de cinco segundos)... No me lo esperaba, en serio.

–¿El nunca te contó que estaba en crisis?
–No, jamás hablamos de eso. Nunca.

Fuente y fotos: Revista Gente y El once

0 comentarios :

 
Ir arriba