miércoles, 14 de diciembre de 2011

Policías acuartelados:"Nos sancionaron por cumplir una orden"


Luego de los enfrentamientos entre la Policía Bonaerense y militantes de La Cámpora en el edificio de la Legislatura, en medio de la reasunción de Daniel Scioli, las autoridades dispusieron el pase a disponibilidad de unos 6 efectivos.

La decisión despertó una ola de indignación en la Policía Bonaerense, donde afirman haberse limitado a cumplir ordenes del gobierno provincial, que les pidió que no permitieran el ingreso de nadie más a la Legislatura porque ya estaban colmadas las ggradas.

Indignados, unos 150 integrantes de la Guardia de Infantería de La Plata se acuartelaron en el departamente central de esa capital.

El tema generó una tensión inusitada en el gobierno de Scioli y motivó un durísimo comunicado del jefe de Gabinete, Alberto Pérez. “No vamos a tolerar presiones, extorsiones ni condicionamientos”, afirmó, en sintonía con declaraciones del ministro de Seguridad, Ricardo Casal, quien dijo que antes de entablar cualquier negocaición los policías deben deponer la protesta.

Sin embargo, los flamantes funcionarios civiles que nombró Scioli para comandar a la Policía bonaerense, sí se reunieron con un grupo de los acuartelados, en un encuentro muy agresivo al que asistió en exclusiva LPO y que no arrojó ningún resultado positivo.

La protesta

"Estabamos afuera, trabajando por la seguridad, resguardando al gobernador. La orden fue que no ingresaran militantes por temor a que se rompieran los palcos. De repente llegó La Cámpora cantando que eran la JP y que 'cueste lo que cueste' iban a entrar. Decían que a ellos no los para nadie. Llegaron a la escalinata y ahí se desató el incidente", relató el capitán Walter Revoredo, uno de los que fue separado de la fuerza.

Los otros cinco policías desafectados fueron los tenientes Leonardo Dos Santos y Raúl Molina, y los sargentos Roque Barrios, Fernando Louvell y Daniel Maidana. Pero habría más bajas en las próximas horas y llegarían a más de diez, según informaron funcionarios a este medio.

Los policías acuartelados dicen que es "injusto" que se los castigue. "Sólo cumplíamos una directiva", repiten. Ante esta situación el jefe del cuerpo de Infantería para que aceptaran dialogar con el flamante subsecretario de Política Criminal e Investigaciones Judiciales, César Albarracín.

Incluso, el propio jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, se acercó Departamento Central para conversar con los acuartelados.

Mientras tanto, crecen las versiones que indican que otros cuerpos de infantería -entre los que figuran los de Mar del Plata y La Matanza- se estarían plegando a la medida de fuerza.
FUENTE: LPOL

0 comentarios :

 
Ir arriba