miércoles, 10 de agosto de 2011

CAROLINA PAPALEO DE "LUNA DE MIEL" EN MIAMI

Miami fue el lugar elegido para el reencuentro.



La actriz ya lo sabía de antemano, pero le pareció que el desafío valía la pena. Y cuando comenzó a salir con el businessman Marcelo Open (52), Carolina Papaleo (41) era consciente de las reglas del juego. "Como él viaja tanto nos vemos de a ratitos, nos la pasamos buscando lugares en el mundo donde encontrarnos. Para mí, esta relación es un capítulo muy diferente, porque salir con ‘Marce’ es todo un aprendizaje", se sinceró Carolina con CARAS en enero pasado, cuando la pareja veraneaba en la espectacular chacra de Open, en Punta del Este.

Los meses pasaron, y el romance que comenzó durante el verano de 2010, continuó echando raíces por diferentes latitudes. Milán, París, Ibiza, Miami o Nueva York pasaron a ser puntos habituales de encuentro, condimentando la relación con una adrenalina especial.

"Tuve que acomodarme a una dinámica distinta, sin rutinas y extrañando, muchas veces, la ausencia de tu pareja. Pero como me fijo más en las historias de vida que en un look estético, terminé enganchándome con su historia", revelaba la hija de Irma Roy, totalmente convencida del camino que ha emprendido.

Ahora, aprovechando las vacaciones de invierno, Marcelo y Carolina encontraron el hueco justo para pasar una semana de luna de miel en Miami, donde el empresario posee un departamento en la isla de Brickell Key, dentro de South Beach. Él llegó proveniente de París (donde reside), y la actriz viajó sola desde Buenos Aires para reencontrase con su amor, mientras su hijo, Matías (12), perpor maneció en la Argentina. Fueron cinco días de pasión, descanso, salidas a navegar y encuentros con parejas amigas, como la de Daniel Hadad y Viviana Zocco, para escapar del frío porteño y gozar del sol. Marcelo sacó muchas veces su potente moto Harley Davidson para los clásicos paseos por South Beach, donde se los vio almorzar en el News Café, sobre Ocean Drive, o en el vecino café Larios. Y si bien hacer shopping no fue la prioridad, no pudieron evitar alguna comprita puntual en los locales de la Collins o en la peatonal Lincoln Road, donde también frecuentaron el restó Baires Grill.
Como actualmente Carolina protagoniza la obra "Yo adivino el parpadeo", de Julio Baccaro, los viernes y sábado en el teatro Carlos Carella, la felicidad se terminó el jueves por la noche, cuando ella abordó el vuelo de regreso a Bueneos Aires para estar en la función del viernes. Marcelo permaneció algunos días más y luego viajó a París, para encontrarse con un matrimonio amigo y pasar unos días en Ibiza.

Por su parte, la pareja continuará su relación a la distancia, que tan bien parecen compatibilizar.
"Durante el primer año juntos, para mí no fue todo color de rosa. Pero que Marcelo no esté conmigo no significa que se desentienda, al contrario, es un obsesivo que le gusta estar en todo.

Ya sea por teléfono, facebook o Twitter, siempre se las arregla para estar", le decía Carolina a CARAS.

Esperanzada por el rumor que circuló en Miami (de amistades confidentes), que indica que Open planea seriamente volver a radicarse en su país, probablemente tenga visos de realidad.
FUENTE: DV

0 comentarios :

 
Ir arriba